Regreso a la competición para el Tenerife BikePoint-Gsport, que disputará a partir de mañana la Vuelta a Cantabria. Una prueba que contará con tres etapas en un terreno propicio para ver ciclismo de ataque y donde la formación insular buscará realizar una actuación destacada para arrancar con buen pie este último tramo de la temporada.

En la primera etapa, con salida y llegada en Vioño, el conjunto chicharrero se enfrentará a un recorrido de 133 kilómetros donde el protagonismo lo acaparará la ascensión al Alto de la Montaña (3ª categoría), que el pelotón tendrá que afrontar en cuatro ocasiones. Se espera que esta subida sea trascendental para el porvenir de la prueba, especialmente la última. Una vez superados todos los puertos de la jornada, restará una pequeña trampa en forma de muro. El repecho del Cementerio de Salcedo, de escasos 600 metros, será el punto donde se acabe de definir el vencedor de la jornada.

En el segundo día de la competición, los ciclistas del equipo canario se enfrentarán a una etapa clave para la general. El trazado, de 135 kilómetros, contará con 5 ascensiones siendo el Alto de Alisas la más exigente. Este emblemático puerto se coronará a 25 kilómetros de meta. A partir de este momento se prevé un pulso entre el grupo de cabeza y el pelotón hasta llegar a Marina de Cudeyo, donde concluirá la segunda etapa de la Vuelta a Cantabria.

Final en alto para la jornada de clausura. Con casi 150 kilómetros de recorrido, la etapa presenta un perfil muy diferenciado en dos partes. La primera mitad de la prueba transcurrirá por un terreno bastante favorable, donde el equipo tratará de infiltrarse en la fuga del día hasta llegar a El Caracol (2ª categoría), donde la carrera se volverá mucho más exigente gracias a su encadenamiento con el alto de La Braguía (2ª categoría). Ambas ascensiones servirán para seleccionar el gran grupo antes de afrontar la subida Cuevas del Monte Castillo (3ª categoría), donde concluirá la etapa.

Para la Vuelta a Cantabria el Tenerife BikePoint Gsport contará con Miguel Moya, en un gran estado de forma, Miguel Moya, Rubén Pérez, Iván Peñarrubia, Hugo Fernández y Antonio Luis Soler.

In mattis scelerisque magna, ut tincidunt ex. Quisque nibh urna, pretium in tristique in, bibendum sed libero. Pellentesque mauris nunc, pretium non erat non, finibus tristique dui. Ut sed sem orci. Interdum et malesuada fames ac ante ipsum primis in faucibus.